¿Cuándo no es recomendable beber?

Consumir bebidas alcohólicas no es para todos

Muchas personas optan por no consumir alcohol, por razones culturales, religiosas o personales. Siempre se debe respetar la decisión de no consumir alcohol.

Evite o limite su consumo de alcohol cuando se encuentre en situaciones de riesgo. No debe consumir alcohol cuando está enfermo, de mal humor o en una situación en la que el consumo de alcohol no es apropiado.
Si no puede controlar su consumo del alcohol, usted no debería consumir alcohol en absoluto. Algunas personas tienen grandes dificultades para moderar su consumo de alcohol y saber cuándo parar.

Algunas personas pueden, finalmente, volverse dependientes, tanto emocional como físicamente, de los efectos del alcohol, en caso de beber de manera excesiva durante largos períodos de tiempo. Este tipo de consumo afecta negativamente su propia salud, y su comportamiento afecta negativamente a sus familias y otras personas de su entorno con frecuencia. Con el tratamiento adecuado, algunas personas pueden aprender a consumir alcohol moderadamente, pero para muchas, la única opción segura y saludable es dejar de consumir alcohol por completo. Hable con su profesional de salud acerca de sus hábitos específicos de consumo de alcohol y solicite los recursos disponibles para recibir ayuda.

Si usted o alguien que conoce no puede controlar su consumo de alcohol, busque el consejo de su profesional de salud y sígalo.