¿Qué sucede cuando bebe?

¿Verdadero o falso? Mitos sobre el consumo de alcohol

Si como mucha comida grasosa, puedo consumir más alcohol.

FALSO

Es cierto que los alimentos, en particular los más altos en grasa, disminuyen la velocidad de absorción del alcohol. Esto sucede porque al alimentarse, se cierra la válvula entre el estómago y los intestinos, donde el alcohol se absorbe más rápidamente que en el estómago. Pero, eventualmente, el alcohol será absorbido y su cuerpo solo puede metabolizar una cierta cantidad de alcohol por hora. En promedio, una persona metaboliza de 10 a 12 g de alcohol en una hora. Comer antes de consumir alcohol, o mientras lo hace, ayuda a controlar la velocidad con la que el alcohol entra en su torrente sanguíneo, pero no lo protegerá de los efectos de consumir alcohol en exceso.


Si bebo mucho café, voy a recuperar la sobriedad rápido.

FALSO

Si bien la cafeína en el café puede hacerlo sentir más despierto, esta no cambia el efecto del alcohol en su coordinación, tiempo de reacción y juicio. Para recuperar la sobriedad, lo que necesita es tiempo. Su cuerpo puede metabolizar solo una cierta cantidad de alcohol cada hora, por lo que la cantidad de alcohol que consume determina cuántas horas necesitará para volver a estar sobrio. Si consume alcohol en exceso, su cuerpo todavía puede contener cantidades significativas de alcohol incluso un buen tiempo después de dejar de consumirlo.


Si mezclo mi bebida alcohólica con una bebida energética, puedo mantenerme activo.

FALSO

Las bebidas energéticas contienen cafeína y pueden contener otros estimulantes, que hacen que sienta menos sueño cuando las bebe. Al igual que con el café, las bebidas energéticas no cambian la manera en que el alcohol afecta a su organismo. Usted sufrirá las mismas consecuencias producidas por beber en exceso. Además, algunos estudios emergentes indican que beber altos niveles de cafeína mezclada con alcohol puede aumentar los comportamientos de riesgo, como el consumo excesivo de alcohol, al igual que los efectos secundarios de la cafeína, que resultan en taquicardia e insomnio.


Mis medicamentos no me afectan mucho, así que puedo beber lo que quiero.

FALSO

Los medicamentos, tanto los de venta libre como aquellos que son recetados, a menudo, interactúan de manera impredecible con el alcohol. Con algunos medicamentos, la mezcla con alcohol puede producir graves daños hepáticos. Los efectos de esta combinación pueden ser desorientadores o incluso peligrosos para su salud. Si usted está tomando medicamentos, consulte con su médico o proveedor de salud o su farmacéutico antes de agregar alcohol a la mezcla.


Mi ánimo mejora con drogas ilegales, por lo que consumir alcohol hace que sea aún mejor.

FALSO

Esta combinación es de alto riesgo. Las interacciones entre las drogas ilegales y el alcohol pueden aumentar el deterioro y provocar graves consecuencias legales, sociales y de salud.


No hay nada mejor que un cigarrillo y una bebida alcohólica.

FALSO

Fumar productos a base de tabaco se relaciona con riesgos significativos de enfermedad pulmonar, problemas de corazón y pulmón, y diferentes tipos de cáncer. Beber puede estar relacionado con algunos riesgos de cáncer, que dependen de la cantidad y la frecuencia con la que beben las personas. Los fumadores regulares que también beben periódicamente y de manera excesiva tienen un mayor riesgo de experimentar determinados cánceres orales y del tracto digestivo.


Voy a estar bien por la mañana, sin importar cuánto alcohol haya consumido.

FALSO

No siempre se puede “despertar sobrio”. Su organismo puede eliminar solo una cierta cantidad de alcohol cada hora. Su cuerpo todavía puede estar procesando el alcohol la mañana siguiente a la noche en que consumió alcohol. En altos niveles de consumo de alcohol, su tasa de alcoholemia a la mañana siguiente aún podría estar por encima de los límites legales para conducir.


El alcohol ayuda a digerir la comida.

FALSO

En realidad, el alcohol retrasa la digestión.


El alcohol eleva mi temperatura.

FALSO

La sensación de calor es engañosa. La dilatación de los vasos sanguíneos es responsable de producir sólo una sensación momentánea y engañosa de calor en la superficie, pero luego, en poco tiempo se produce un enfriamiento adicional del cuerpo y aumenta el riesgo de congelamiento para aquellos expuestos a temperaturas frías.


El alcohol aumenta mi rendimiento sexual.

FALSO

Si bien el consumo de alcohol puede hacer que perciba un sentimiento de confianza en usted mismo, el consumo prolongado y excesivo de bebidas alcohólicas en hombres puede disminuir la capacidad sexual y la fertilidad.